Historia

No se sabe con exactitud el siglo ni la fecha, pero por los restos que se han encontrado, parece indicar que es de época romana e incluso anterior. Estos restos son: la construcción de varias casas que tienen un esquema parecido a las romanas, con grandes losas de piedras que se encuentran en las puertas de muchas de ellas, algunas con inscripciones.

Otro dato que nos puede indicar la antigüedad del pueblo es que originariamente, éste no se llamaba como en la actualidad, sino San Juan del Retamal. Este nombre se debía a que en las proximidades del pueblo había una gran cantidad de retamas, formando como un bosquecillo con existencia de muchas manadas de lobos que devoraban a los rebaños enteros de ovejas, por lo que se hicieron grandes batidas entre estos animales. Este nombre tiene relación con el nombre de la iglesia, ya que se llamaba San Juan Bautista.

            En el cambio de San Juan por el de Abertura existen dos posibilidades. Una puede ser debido a que en las peregrinaciones que se hacían a Guadalupe una de ellas dijo al llegar al pueblo: vamos a acampar aquí en ésta abertura, se refería a que estaba desprovisto de monte, que había más campo abierto. Esto realmente parece un contrasentido, ya que antes hemos dicho que había mucho bosque, todo hace pensar que desde aquella época hasta esta otra se dedicarían a desguazar la zona. Otra es el que nombre de Abertura puede ser debido a que fue uno de los pueblos que se fundó en la provincia y que sirvió para se construyeran todos los demás, es decir que sirviera como cuña.

Otro aspecto importante es que era una villa que tenía predominio sobre las demás, con un Arcipreste, y junto con la de Santa Cruz de la Sierra eran las dos villas de mayor preponderancia por aquellos contornos, ésta última tenía incluso más poderío. Este predominio era debido fundamentalmente a que eran centros religiosos y en aquella época la iglesia era una estructura de poder.